Nacional

Contraloría revela graves irregularidades en Viña del Mar déficit corresponde a $17.585.250.174

22 Enero 2019
La Contraloría General de la República (CGR) detectó diversas irregularidades en la auditoria que se le realizó a la Municipalidad de Viña del Mar, entre los que destaca un déficit superior a los $17.500 millones.

Según el informe, que da cuenta de los saldos de ingresos y gastos del municipio hasta el 31 de diciembre de 2017, el déficit corresponde a $17.585.250.174, situación financiera que no fue informada en las cuentas públicas de 2015 y 2016, donde se comunicó un superávit, el cual no era real.

Por otro lado, se detectó que el municipio pagó facturas por $9.583.743.047 y que devengó otras por $1.776.431.513 al 31 de mayo de 2018, siendo que los bienes y servicios por los que se pagaron esos montos fueron recibidos en 2017. Además, se confirmó que aún se adeudan 25 facturas por $ 336.683.538 a cuatro proveedores, sin que estas se encuentren pendientes en los registros de la municipalidad.

En cuanto a la ejecución presupuestaria, se constató que en 2017 el municipio gastó $ 5.540.515.128 en horas extraordinarias y $ 7.077.259.529 en pagos por honorarios y programas comunitarios, llegando a un total de $ 12.617.774.657, montos muy superiores a los $3.775.106.785 destinados para proyectos, consultorías y obras civiles.

Además, la municipalidad le pagó $ 35.709.773 a la empresa PROEXSI Ltda. por el módulo Inspección Municipal pese a que este no fue instalado. Similar es el caso de la reparación del reloj de flores de la ciudad, pues se comprobó que el municipio cedió 887 plantas, costeó $ 22.435.363 para ornamentación y retiro de escombros; y compró $2.691.780 en 3.200 especies florales. Todo ello fue entregado a la empresa Siglo Verde S.A., pese a que la responsabilidad de mantener y reponer las especies es de la concesionaria.

En esa línea, se estableció el pago de $ 64.473.910 a la empresa González y Fierro Ltda. por siete trabajadores, cuya labor y lugares de desempeño no fue verificada.

En cuanto al pago de horas extras, la CGR estableció que el municipio pagó por los servicios a un funcionario contratado a honorarios, sin horario establecido y que también fue contratado por las empresas González y Fierro Ltda. (de 8 a 17:30 horas, con posibilidades de realizar horas extraordinarias) y Alto Jardín S.A. (de 18 a 0 horas), registrando salidas en González y Fierro Ltda. que le impedían cumplir con el contrato que tenía con Alto Jardín S.A.

Este tipo de irregularidades se confirmó con una visita inspectiva realizada el 11 de julio de 2018, donde Contraloría determinó que entre las 21 y 23:10 horas, no se encontró al personal en su lugar de trabajo, pese a que su horario de salida fue registrado posterior a la hora de la visita.

La CGR informó que por estas irregularidades instruirá un sumario y ejecutará un reparo por $150 millones aproximadamente, además de enviar los antecedentes sobre pagos indebidos al Ministerio Público.

Por esta razón, existe la posibilidad de que el Consejo Municipal pueda llevar los antecedentes al Tribunal Calificador de Elecciones y pedir la destitución de la alcaldesa Virginia Reginato por notable abandono de deberes.

  


  


Comentarios
To Top