Política

El cuestionado informe Big data

A estas alturas el informe Big data que reúne el análisis del comportamiento de más de 5 millones de personas en redes sociales durante el estallido social ya se ha transformado en una nueva anécdota para los chilenos y el resto del mundo.

El reporte que contiene 112 páginas analizó más de 60 millones de comentarios, siendo los más polémicos aquellos que le atribuyen una relación al movimiento k-pop con el estallido social. Este documento que en un principio fue realizado por el Ministerio del Interior, entidad que lo habría entregado a la fiscalía, días después era negado por el propio gobierno, indicando, que debido a la ley de inteligencia no era posible indicar la autoría, pero si aclararon que el gobierno no pagó por este estudio.

La subsecretaría del Interior, indicó que el cuestionado informe relacionado a los eventuales actores externos que influenciaron el estallido social en el país y que fue entregado al Ministerio Público no fue elaborado por el Gobierno ni financiado con recursos públicos.

A través de un comunicado, la repartición pública precisó que «este análisis, que utiliza tecnología big data, fue puesto a disposición de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), entidad que tiene la obligación de velar por la reserva de sus fuentes de información. Dicha institución, como corresponde, puso en conocimiento del Gobierno el mencionado documento».

Luego agrega el texto que «este estudio, que contempla información de fuentes abiertas, fue puesto a disposición de la Fiscalía Nacional para contribuir al análisis y para los fines que el organismo estimara pertinentes».

Asimismo, destacada la subsecretaría del Interior que «este tipo de estudios constituye una metodología eficaz y de uso común en las comunidades de inteligencia para el análisis de grandes volúmenes de información. En este caso, se trata de información de contexto sobre lo ocurrido en Chile a partir del 18 de octubre de 2019».

De acuerdo a lo conocido del informe, que consta de 112 páginas e incluye un análisis de cinco millones de cuentas de redes sociales y su comportamiento entre el 18 de octubre al 21 de noviembre de este año, el 31% de los autores de los textos en sitios y aplicaciones digitales estarían en el extranjero y que las publicaciones que critican al Gobierno vendrían de canales de TV rusos o venezolanos.

Asimismo, y lo que causó polémica del documento de inteligencia, es que los principales motivadores del estallido serían los jóvenes, a quienes caracterizaron por ser seguidores del K-Pop, además de que le han otorgado, dice el texto, la condición de «histórica» a la movilización social, siendo influenciados por medios digitales.

 

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top