Columna de Opinión

Gonzalo Bulnes: «El momento de nuestra historia más cercano a lo que sucede hoy en día es el fin de la llamada “República Parlamentaria”»

Al recibir la invitación a escribir para el Fortín me sentí honrado, como si la historia se me viniera sobre los hombros.

Todos quienes tenemos más de 50 recordamos al Fortín y lo que representó en la lucha contra la dictadura.

Los tiempos son otros, pero la historia se nos viene nuevamente, aunque de manera distinta, y que el Fortín exista para estos tiempos es enorme.

En las próximas semanas quisiera comenzar a escribir como percibo esta parte de nuestra historia, como analizo lo que se nos viene, que derroteros se están vislumbrando, cuales se cierran.

Comencemos, el 18 de octubre comienza el estallido social que nos tiene, hoy 31 de diciembre ad portas de un plebiscito para decidir si queremos o no una nueva constitución, y si esta va a ser completamente o sólo parcialmente electa.

El intertanto lo conocemos, masivas manifestaciones, intentos de un gobierno de derecha de aplastar la rebelión por medio de la fuerza,  con muertos, torturados, violados y violadas, ojos perdidos, jóvenes ciegos por disparos, etc.

Para la generación que me precede lo que se les viene a la mente es el Golpe de Estado, el 73, pero, ¿estamos ante un escenario como aquel?

La respuesta tiende a ser negativa, el momento de nuestra historia más cercano a lo que sucede hoy en día es el fin de la llamada “República Parlamentaria” nacida después del levantamiento militar del congreso contra el Presidente Balmaceda.

Al igual que entonces una pequeña minoría se hizo de la nación por medio de la fuerza y en el régimen que construyó se enriqueció en forma exorbitante a costa de la gran masa, a extremos que nuestros ricos se iban a vivir a Europa como millonarios europeos.

Igual que entonces se desarrollo una política de exportaciones de materias primas y se evito el desarrollo productivo y en lo educativo se cimentó el proyecto por excelencia de esa élite, la Universidad Católica.

También en aquel período se integró a parte de las fuerzas que apoyaron a Balmaceda, después de la lógica represión, al nuevo sistema político y varios de sus seguidores fueron, incluso, Presidentes de la República y participaron en el reparto del saqueo.

¿Diferencia? Varias, la primera de ellas es que los vientos de cambio contaban con el apoyo de la joven oficialidad del ejército, que estaba con la reforma, con el cambio, a favor de lo que entonces se llamaba “la cuestión social”.

Esa comparación, la del actual momento con el fin de la República Parlamentaria no es sólo de este articulista, varios de los movimientos políticos en curso, que desarrollaré en las columnas que siguen, tienen como base estudiar ese período y la forma en que la élite pacto su salida. Por eso es bueno estudiar la historia, que tiende a parecerse en distintos momentos, y sacar lecciones de lo que pasó.

Gonzalo Bulnes

Abogado

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top