Crónica

Siss instruye a sanitarias del Norte Grande por posibles fuertes precipitaciones

La Superintendencia de Servicios Sanitarios (Siss) instruyó a las empresas concesionarias adoptar todas las medidas necesarias para asegurar la continuidad y calidad de los servicios de producción y distribución de agua potable, así como también de recolección y tratamiento de aguas servidas, ante los efectos adversos que se generen producto de eventuales precipitaciones durante la temporada estival en el norte del país.

El encargado de la Unidad de Gestión de Riesgo de Desastres (UGRD) de la SISS, Sergio Barbera, señaló que la Dirección Meteorológica de Chile ha estimado que «mientras en el resto del país las lluvias disminuyen y alcanzan un mínimo en este trimestre, la zona cordillerana del Norte Grande observa todo lo contrario: las lluvias se incrementan durante el verano».

«El pronóstico anterior indicaba chances de un trimestre normal o seco. Al agregar el mes de febrero, uno de los más lluviosos climatológicamente hablando, el pronóstico se mantiene en una tendencia normal o más seco de lo normal. Sin embargo, el tramo sur de esta zona espera más lluvias de lo usual. Esto implica que podría llover más de 12 milímetros en San Pedro de Atacama», advirtió.

«Es así que la Siss requirió a las concesionarias impulsar las coordinaciones para que en conjunto con el Gobierno Interior, Onemi, municipios y en definitiva, todos los organismos que se estime tenga competencia; planifiquen adecuada y preventivamente la estrategia para enfrentar los eventos de precipitaciones estivales», detalló el profesional.

Además, precisó que se requirió a las compañías que planifiquen con detalle las medidas tanto de prevención (mitigación y preparación previa a eventos de precipitaciones) como de respuesta (alertamiento temprano, suministro alternativo a la población, medidas de pronta rehabilitación y reconstrucción).

Asimismo, se les solicitó que «identifique toda aquella infraestructura vulnerable frente a la amenaza de aluviones producto de precipitaciones estivales, con énfasis en aquella perteneciente a las etapas de producción de agua potable, que en definitiva, su falla afecte directamente la prestación normal de los servicios sanitarios concesionados», detalló.

Las medidas instruidas serán motivo de fiscalización por parte de la Superintendencia, con el fin de que las personas no vean afectada su calidad de vida producto de amenazas de origen natural.

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top