Derechos Humanos

INDH: De 1.095 querellas presentadas, solo hay 16 causas con formalizaciones

Ante la comisión de Derechos Humanos del Senado, el jefe de la Unidad Jurídica Judicial del INDH, Rodrigo Bustos, manifestó la preocupación del instituto por el lento avance de las investigaciones judiciales por causas vinculadas a violación de derechos humanos a 100 días de iniciada la crisis social.

Bustos afirmó que “antes del 18 de octubre había dificultades por vulneraciones a los derechos humanos cometidas en democracia, con causas que no terminaron con sentencias condenatorias y muchas de ellas con salidas extrajudiciales y no se conocen medidas que estén reforzando el sistema judicial para que puedan enfrentar el desafío de una magnitud de violación a los derechos humanos mucho mayor de la que enfrentaban antes del 18 de octubre. Por lo tanto, el escenario no es auspicioso”.

“Faltan fiscales especializados en derechos humanos, o fiscalías preferentes en la investigación de este tipo de causas. La Brigada de Derechos Humanos de la PDI tiene equipos reducidos y no en todas las regiones del país. El Servicio Médico Legal, que tiene que realizar el Protocolo de Estambul (examen clave para acreditar los hechos de tortura), tampoco tiene equipos en todas las regiones y que estén en condiciones de hacer dicho examen”, aseguró el jefe jurídico del INDH.

Desde el punto de vista de las acciones judiciales, Bustos puntualizó que, por ejemplo, en el caso de Fabiola Campillay, quien resultó el 26 de noviembre con pérdida total por el disparo de una bomba lacrimógena , aún no hay formalizaciones, lo que refleja el lento avance de las investigaciones judiciales.

“La verdad es que de las 1.095 querellas que el INDH ha presentado, solamente hay 16 causas con formalización, por lo tanto, la justicia está avanzando muy lentamente. La fiscalía nos informó, en reunión con el fiscal nacional, que de las 4.300 denuncias que han recibido por violencia institucional, solamente hay alrededor de 30 causas formalizadas”, sostuvo el abogado.

Bustos señaló que se está generando una señal preocupante por los órganos del sistema de justicia, que no contribuye a evitar que exista impunidad, situación que ejemplificó con la decisión de un tribunal que hace pocos días sobreseyó a siete carabineros imputados por la agresión a un vecino de plaza Ñuñoa que llegó a manifestarse el 21 de octubre, con una sartén y una cuchara y terminó politraumatizado y con pérdida total de la visión en el ojo derecho.

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top