Derechos Humanos

INDH valora fallo que revocó sobreseimiento de 7 carabineros en caso de torturas

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) valoró el fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago que revocó el sobreseimiento definitivo de siete carabineros y determinó continuar el proceso judicial contra los uniformados, imputados por el delito de torturas cometidas contra Moisés Órdenes, 55 años, el 21 de octubre de 2019 en la Plaza Ñuñoa.

La decisión de la Corte reactivó el proceso judicial contra los funcionarios policiales imputados por la brutal golpiza a Órdenes, quien sufrió politraumatismos y la pérdida total de la visión de su ojo izquierdo, caso en el que el INDH es querellante.

En su resolución el tribunal estableció que “aún subsisten una serie de interrogantes no resueltas” como -por ejemplo- que se desconoce la identidad de los carabineros que se aprecian en la secuencia del video difundido por Chilevisión, en el que aparecen doce funcionarios policiales, sin determinarse aún la responsabilidad que le cabe a cada uno. En el video se observa que carabineros, en el ejercicio de sus funciones, observaron y toleraron la golpiza sin intervenir.

Actualmente están procesados sólo siete de ellos, por lo que -a juicio de la Corte de Apelaciones-, el sobreseimiento puede decretarse una vez realizadas todas las diligencias para determinar las responsabilidades del caso.

En términos judiciales, según el INDH, el caso ha seguido un camino tortuoso, dado que además del sobreseimiento de los funcionarios, en enero pasado el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago desestimó procesarlos por el delito de torturas, calificando los hechos como violencia innecesaria, lo que implicó levantar la prisión preventiva que pesaba contra los carabineros involucrados en la golpiza.

En primera instancia, además, la defensa de los acusados deslegitimó al INDH como querellante, lo que fue descartado por el tribunal, respaldando la competencia del organismo estatal autónomo para actuar en este caso.

Moisés Órdenes llegó a manifestarse con una cuchara y un sartén a la Plaza Ñuñoa durante la noche del pasado 21 de octubre, recibiendo una golpiza por los funcionarios policiales, hecho que fue registrado audiovisualmente con gran repercusión en la opinión pública.

  


Comentarios
To Top