Derechos Humanos

Día Histórico: Juzgado de Familia reconoce derecho maternal de dos mujeres

El Segundo Juzgado de Familia de Santiago reconoció, por primera vez, el derecho maternal de dos mujeres sobre un niño, ordenando al Registro Civil a inscribirlo como hijo de ambas.

La pareja compuesta por Emma de Ramón y Gigliola Di Giammarino celebró su unión civil en 2015. Al año siguiente se sometió a una técnica de reproducción asistida para tener un hijo. Sin embargo, al momento de intentar inscribir al niño como hijo de ambas en el Registro Civil, el servicio se negó, quedando como madre solo Gigliola Di Giammarino.

«El deber del Estado chileno es otorgar protección, sin discriminación, a todas las formas de familia que existan, y esforzarse por integrarlas a la vida nacional. Para ello, es esencial que el estado civil de un hijo que nace y crece en una familia encabezada por personas del mismo sexo, que han expresado voluntad de procrear, coincida con su filiación legal y se vea reflejada en sus documentos de identificación», dice parte de la sentencia dictaminada por la jueza Macarena Rebolledo.

Sobre la histórica decisión, Emma de Ramón, archivera nacional y directora de la Fundación Iguales, comentó que “este niño ha sido mi hijo del alma y del corazón desde el día en que nació y lo seguirá siendo hasta el día en que yo muera, pero con esta sentencia algo cambió: ahora soy su madre ante el Estado, con las mismas obligaciones hacia él que cualquier otra madre, como debería ser para todas las madres y padres, hijos e hijas, sin importar la familia que hayan constituido”.

La estrategia judicial estuvo liderada por el abogado, director y expresidente de Fundación Iguales, Juan Enrique Pi, quien junto al director jurídico de la institución, Jorge Lucero, representaron a Gigliola Di Giammarino; mientras que Emma de Ramón fue representada por la abogada Claudia Sarmiento, del estudio jurídico Sarmiento & Walker Abogados.

“Este es un triunfo histórico para las familias diversas, es un paso más en su reconocimiento y protección. Con esta sentencia, el Estado ha ratificado que las parejas del mismo sexo somos familia, y tanto la pareja como sus hijos merecen la misma protección ante la ley (…) Celebramos que sean los tribunales de familia los que defienden y protegen los derechos del niño, mientras nuestro Tribunal Constitucional cierra los ojos a la realidad y a la jurisprudencia internacional de Derechos Humanos”, planteó Juan Enrique Pi.

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top