Nacional

FAO: Un millón de chilenos podría sufrir inseguridad alimentaría (Hambre) tras la pandemia

17 Junio 2020  7:30

Si antes de la pandemia había 600 mil chilenos en inseguridad alimentaria grave, la cifra podría llegar a un millón de personas en el país, según advirtió el mexicano Julio Berdagué, representante de la FAO para América Latina y el Caribe, en el seminario “Seguridad alimentaria en tiempos de pandemia, pensando en políticas públicas para el futuro”.

El conversatorio online, organizado por el ministerio de Agricultura, contó también con la participación del anfitrión, Antonio Walker, titular de dicha cartera; de la directora de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), María Emilia Undurraga; del relacionador público de la Vega Central, Arturo Guerrero; del presidente de la asociación de ferias libres, Froilán Flores, y de los senadores Rodrigo Galilea (RN) y Felipe Harboe (PPD).

Durante su exposición, el ministro Walker afirmó que la mejor receta para garantizar la alimentación de los chilenos es mediante la formación de alianzas entre los distintos actores de la sociedad para tener una política pública que dé impulso a la agricultura chilena.

“Tenemos que trabajar unidos y dejar nuestra trinchera política a un lado por un rato para hacernos cargo de la alimentación de Chile y de todos los chilenos, dado que es un derecho fundamental. Debemos formar una gran alianza entre el Estado, la sociedad civil, los académicos, los científicos y tener una política pública con visión de futuro para enfrentar el desarrollo de la agricultura chilena, del mundo rural, de la agricultura familiar campesina”, planteó el secretario de Estado.

En tanto, Berdegué destacó que “antes de la pandemia, en Chile vivían 600 mil personas con inseguridad alimentaria grave. En Chile, en el siglo 21, en un país de la OCDE, había 600 mil personas en inseguridad alimentaria grave. Nuestra estimación es que el número podría aumentar en 400 mil personas”, aseveró el representante de la FAO.

Asimismo, Berdegué añadió que “alrededor de un tercio de los alimentos de este país se pierden o se desperdician. Sé que el Congreso está discutiendo un proyecto de ley para evitar el desperdicio de alimentos y la FAO está colaborando en esto, me parece que es una tarea urgente”.

Al respecto, Walker coincidió en que “estamos ante una dicotomía importante: estamos hablando de un tercio de los alimentos que desperdiciamos, pero hay una inseguridad alimentaria para 600 mil personas en Chile y podrían agregarse otras 400 mil debido a la pandemia. Ahí tenemos un desafío mayor”.

El senador Galilea (RN) planteó, por su parte, que “en Chile aún se pierde una parte relevante de los alimentos que producimos, por lo tanto, tenemos que hacer un esfuerzo importante desde el punto de vista tributario, desde el punto de vista de los incentivos y las organizaciones sociales de comerciantes, supermercado y productores para que esto no siga ocurriendo y los alimentos lleguen a los más vulnerables, a los que aún tienen inseguridad alimentaria, cosa de que este drama que aún afecta a cerca de 600 mil chilenos no siga ocurriendo”.

Por último, su par Felipe Harboe (PPD) destacó que es clave “en este proceso la asociatividad, para que los pequeños agricultores logren mejorar su capacidad productiva, su capacidad tecnológica y también su poder de negociación. Para eso, el cooperativismo moderno es fundamental. Eso va a permitir que pequeños agricultores, que la gran mayoría de nuestros productores agrícolas en Chile puedan surgir y lleguen alimentos a más población”.

  


Comentarios
To Top