Covid-19

Dirigenta sindical y sala cuna de Fruna: «Muchas mamás no teníamos otra opción»

Luego que esta mañana se descubriera el funcionamiento ilegal de un jardín infantil y sala cuna que prestaba servicios a Fruna, la secretaria del Sindicato 3 de la empresa de alimentos, Patricia Vásquez, afirmó que muchas madres trabajadoras se vieron obligadas a dejar a sus hijos en dicho establecimiento porque de lo contrario tendrían que haberse acogido a un permiso sin goce de sueldo.

Además, la operaria de producción añadió que hasta abril la empresa no les proporcionó a los funcionarios elementos de protección personal, como mascarillas y guantes, por lo que en su momento el sindicato envió una carta a la Dirección del Trabajo y a la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga.

“En este momento, el jardín y sala cuna está recibiendo a los hijos de unas ocho mamás. Yo tengo un hijo de 1 año 9 meses y hasta hace una semana lo estaba mandando allá, pero después opté por dejarlo con familiares o vecinos, por el temor a los contagios de covid”, dice Váquez.

La dirigenta sindical explica que “enviamos información a la Inspección del Trabajo porque no nos estaban dando elementos de protección personal, ni guantes ni mascarillas. Y también le envié una carta a la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, planteándole estas anomalías, y me respondió que no podía hacer nada, que había que hacer la denuncia en Carabinero”.

“Muchas madres, la mayoría de las que hemos dejado nuestros hijos en el jardín y sala cuna no teníamos otra opción. A mí, por ejemplo, la única alternativa que me dieron en la empresa fue que si quería quedarme en la casa cuidando a mi hijo durante la pandemia pidiera un permiso sin goce de sueldo. Y eso hice durante un mes, pero tuve que volver a trabajar porque también tengo otra hija, de cinco años, y mi marido gana 400 mil pesos, necesitamos cubrir los gastos. Así les pasa a muchas trabajadoras de Fruna, hay mujeres que están yendo embarazadas, porque aún no empiezan el prenatal, otras que dejan a sus hijos en este jardín y sala cuna y otras quelos han estado dejando con familiares”, añadió.
Según Vásquez, “ahora venimos a percatarnos de que esta sala cuna no tenía autorización, lo que al parecer viene de 2015”.

Respecto de las alternativas que le da la empresa a las madres trabajadoras, Vásquez cuenta que “si uno opta por el jardín y sala cuna, nos sale gratis ocuparlo, y si no hacemos uso del beneficio nos dan un bono de $80 mil para que busquemos otra alternativa”.

La dirigenta sindical se refirió, además, a la controversia por el proyecto de ley de postnatal de emergencia, que actualmente se revisa en la comisión mixta del Congreso y que pretende extender el beneficio durante el período de emergencia sanitaria.

El Gobierno, por su parte, envió esta semana al Parlamento -como respuesta- una iniciativa que busca permitir a madres, padres y cuidadores de menores de 7 años acogerse a la ley de protección del empleo, es decir, dejar de trabajar temporalmente con cargo al fondo individual del seguro de cesantía.

Al respecto, Vásquez considera que “somos muchas las madres trabajadoras que no tenemos con quién dejar a nuestros hijos y en esta situación de pandemia eso aumenta los riesgos de contagio. Creo que el postnatal de emergencia sería lo más adecuado, porque acogerse al seguro de cesantía es un poco
absurdo, o fuera de realidad. Yo, por ejemplo, tengo 22 años y llevo trabajando dos años con contrato.
Por lo tanto, ¿cuánto voy a sacar de sueldo con mi seguro de cesatía? Cualquier madre en mi situación no va a optar a ese seguro, está obligada a trabajar”.

  


Comentarios
To Top