Política

Despidos en la Agencia de Inteligencia de Piñera (ANI) denuncian acoso y robo de colación

28 junio de 2020       08:40

Una ahora exfuncionaria del servicio de inteligencia civil presentó un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Santiago, luego que fuera desvinculada a fines de mayo. La profesional, evaluada en lista 1 desde 2011, estaba saliente del turno de 24 horas y volvió a ingerir la comida que había dejado en el refrigerador que la agencia mantiene para esos menesteres. Sin embargo, notó que se lo habían robado y encaró al autor. La discusión fue grabada por el supuesto ladrón de colaciones en un «lugar privado» y la profesional fue sancionada luego de un sumario interno. El caso, raya en la novatada y el bullying escolar, revela el ambiente interno en el órgano que -supuestamente- se encarga de proteger al Estado de Chile. La historia y los documentos los revela la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío.

Una exagente de la Unidad de Contraterrorismo de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) presentó un recurso de protección luego que fuera desvinculada hace algunas semanas, según acusa, de manera “arbitraria e ilegal”.

De acuerdo a la presentación ingresada a la Corte de Apelaciones de Santiago, la cientista política asegura que su despido, firmado por el director, contraalmirante (r) Gustavo Jordán, pasó por alto las buenas calificaciones y profesionalismo con que fue calificada desde 2011 en su hoja de vida.

La ahora exagente que trabajó por varias divisiones, entre ellas Operaciones e Inteligencia relata una situación ocurrida al interior del servicio rayana en cosas adolescentes o bullying escolar.

El 24 de octubre de 2019 -en medio del estallido social- la exfuncionaria había concluido su turno de 24 horas, modalidad impuesta por el jefe anterior del servicio, el abogado Luis Masferrer.

Lea el recurso

De acuerdo al recurso llegó hasta el refrigerador que mantiene la ANI para que el personal guarde su comida. Pues bien, cuando la profesional revisó dónde estaba su colación, descubrió que uno de sus compañeros del nuevo equipo la había “robado” .

Según la versión estampada en el libelo, encaró a su colega “porque en ese minuto estaba cansada (de las) faltas de respeto (…) de su grupo de trabajo”.

La situación ocurrida dentro de un servicio de inteligencia, se tornó aún más densa, luego que el mismo compañero de labores “la grabó de forma ilícita y sin su consentimiento en un espacio privado”, escribió su abogada patrocinante Jacqueline Barahona. ¿Cuál espacio privado y haciendo qué? El recurso no lo explicita.

La exagente fue denunciada por el supuesto ladrón de comida y se abrió un sumario administrativo que finalizó el 29 de mayo de 2020, donde fue sancionada con el 20% de su remuneración y una anotación de “demérito” en su hoja de vida.

Los amigos

Los despidos en la ANI ocurrieron el 29 de mayo pasado y afectaron al menos a 10 personas, tal como lo reveló la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío.

La explicación que entregó Jordán a los funcionarios, no solo reveló su decisión de reorganizar el servicio, sino también la orden del Ministerio de Hacienda de apretarse el cinturón a raíz de la pandemia.

La salida de funcionarios de la ANI tiene también otra versión. Y es que desde que llegó Jordán a fines de 2019, los marinos en retiro han tenido un trato especial en materia de contratos, como también exoficiales del Ejército, FACh, Carabineros y PDI.

Por ejemplo, el subdirector Allan Nettle, es un contraalmirante retiro y uno de los últimos reclutamientos, para asumir el cargo del agente coordinador en Punta Arenas, corresponde a un excompañero de curso Jordán en la Escuela Naval.

Tal como reveló este medio a principios de mayo, el llamado para ocupar el puesto se realizó en el diario El Pingüino de Punta Arenas, con un aviso estilo Guerra Fría, hecho a la medida para que postulara un capitán de fragata (r) que ni siquiera cumplía con los requisitos.

ANI v/s Sename

Como sea, desde la llegada de Jordán al puesto, la ANI ha estado de cuando en cuando en los titulares de los medios.

La última fue un polémico convenio con el Servicio Nacional de Menores para acceder a información de los jóvenes internados en casas de acogida del organismo. La idea de la ANI era obtener datos de perfiles y contaminación criminógena para efectuar análisis.

Lo cierto es que la filtración del acuerdo de voluntades tuvo un efecto adverso, porque el Ministerio de Justicia optó por anularlo y la directora del Sename debió renunciar a su cargo.

Actualmente la ANI mantiene otros convenios, por ejemplo, con la Unidad de Análisis Financiero (UAF), el Servicio de Impuestos Internos (SII), Aduanas y Gendarmería.

Despidos

Desde que se produjeran los últimos despidos a fines de mayo, este es el primer recurso de protección en contra de la agencia de espionaje civil. No es descartable que, con el paso de los días, otros exagentes sigan la misma senda.

A mediados de 2019 el entonces agente coordinador en la Araucanía -también desvinculado por el exdirector Luis Masferrer- decidió presentar una acción legal ante la Corte de Apelaciones de Santiago, aludiendo a que en virtud de sus buenas calificaciones el despido se tornaba ilegal.

Tanto el tribunal de alzada capitalino, como también la Corte Suprema, le dio la razón. En concreto fue recontratado. Sin embargo, en la última salida de personal del organismo, nuevamente fue despedido.

Fuente: BiobioChile.cl

  


Comentarios
To Top