Educación

un niño hacinado, con riesgo de ser abusado sexualmente, tiene que tener la posibilidad de volver a la escuela”

22 Julio 2020  21:00

El ministro de Educación, Raúl Figueroa, fue duramente cuestionado hoy por la Defensoría de la Niñez, luego que ayer realizara unas controvertidas declaraciones para argumentar su postura a favor del retorno de los niños a las clases presenciales, en la medida que las condiciones sanitarias lo permitan.

Figueroa dijo en el programa “Aquí somos todos”, de Canal 13, que “toda evidencia muestra que un niño hacinado, con riesgo de ser abusado sexualmente, tiene que tener la posibilidad de volver a la escuela”.

Ante la avalancha de críticas que recibió, hoy publicó una aclaración en sus redes sociales, señalando que “la Unicef, la OMS y otros organismos han sido claros en señalar que en el contexto de pandemia se corre un alto riesgo que el abuso y la violencia infantil aumenten”.

Luego, añadió que “es una situación acotada y sabemos que en gran parte de los hogares en Chile, los niños están a buen resguardo entre los suyos”, para insistir en que “para aquellos niños que lamentablemente se encuentran dentro de este grupo de riesgo, creemos que la escuela ha sido siempre un espacio que les brinda protección”.

Ante estas declaraciones, la Defensoría de la Niñez, que encabeza la abogada Patricia Muñoz, realizó hoy una dura declaración pública, cuestinando lo señalado por Figueroa.

“Lamentamos las declaraciones del ministro de Educación, pues aunque se pueda comprender el interés del Ejecutivo en reanudar las actividades del país tras los meses de confinamiento debido a la pandemia, creemos que no es válido sostener cualquier argumento para fundamentar ese interés”, comienza el comunicado.

Luego, apuntan que “estos dichos constituyen una forma de intencionar el retorno a clases presionando con explicaciones que tienen un impacto comunicacional pero que, finalmente, generan una reacción razonablemente contraria de parte de los padres, madres y responsables del cuidado de los niños, niñas y adolescentes”.

“La pobreza no es sinónimo de violencia -prosiguió la declaración e la Defensoría de la Niñez-, y las expresiones vertidas por el señor ministro producen una estigmatización indebida e injustificada a quienes, careciendo de condiciones de vivienda con dignidad, la que debiera propiciarse precisamente por el Estado a quien representa el señor ministro, hoy son víctimas de sus dichos, constitutivos de una evidente manifestación de violencia estatal indebida”.

Finalmente, el organismo defensor de la infancia advirtió que “los niños, niñas y adolescentes no viven en los colegios y si la hipótesis que plantea el señor ministro se produce, y un niño, niña o adolescente está siendo víctima de algún delito sexual o de cualquier otro al interior de su residencia, lo que corresponde es que esos hechos se aborden con acciones estatales inmediatas para que el agresor salga de ese domicilio, la víctima sea protegida y, por tanto, no siga expuesta de manera alguna al maltrato o agresión que le afecta, con la oportuna, debida y eficiente intervención de las instituciones responsables”.

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top