Denuncia

Ciper Chile denunció a todos los políticos que se han puesto al servicio de las AFPs

EN 2019 LAS AFP PAGARON UN TOTAL DE $2.961 MILLONES A MIEMBROS DE SUS DIRECTORIOS

El escudo político que falló: todos los nombres de la ex Concertación y la derecha que se han puesto al servicio de las AFP

25 julio 2020  21:30

Por Nicolás Sepúlveda y Matías Jara

La ley que autoriza a retirar el 10% de los fondos previsionales es un remezón que las AFP no esperaban, porque durante años blindaron su negocio sumando a sus directorios y gerencias a ex ministros, ex parlamentarios y figuras con influencia en La Moneda, el Congreso y los partidos. CIPER detectó al menos 77 nombres -41 vinculados a la derecha y 36 a la ex Concertación- que se han puesto al servicio de esta industria. De ellos, 35 han sido directores o ejecutivos. Los restantes se han ofrecido para representar a las AFP en directorios de empresas donde se invierten los fondos de los trabajadores. En esta última nómina figuran el ex jefe del Ejército, Humberto Oviedo; el ex presidente de la UDI, Ernesto Silva, y la ex subsecretaria de Economía y esposa del senador Felipe Harboe (PPD), Katia Trusich.

Las AFP son generosas con sus directorios y altas gerencias. El mejor pagado de la industria de la previsión es el director de Habitat Luis Rodríguez Villasuso Sario: la Memoria 2019 de Habitat dice que el año pasado obtuvo $181 millones. Según los registros de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), organismo oficial al que las AFP reportan sus estados financieros, en 2019 las administradoras gastaron en conjunto casi $3.000 millones en dietas de sus directorios y otros $20.000 millones en sueldos de sus altos ejecutivos.

La justificación para tan altas rentas es que se trata de especialistas de alto nivel técnico y vasta experiencia en inversiones, los que deben decidir operaciones que se cuentan en miles de millones de dólares. Pero, cuando las sillas de los directorios y las gerencias de las AFP se entregan a figuras que han sido ministros, subsecretarios, parlamentarios, jefes de diversas reparticiones públicas, funcionarios que fiscalizaban a las mismas AFP, asesores de altas esferas del gobierno y dirigentes de partidos, el servicio por el que se está pagando es otro: influencia política.

CIPER revisó los registros de la CMF donde figuran los directores, altos ejecutivos y asesores clave de las seis administradoras vigentes (Habitat, Cuprum, Plan Vital, Modelo, Capital y Provida) en busca de los nombres que le aseguran a las AFP conexiones con el Congreso, La Moneda, la Superintendencia de Pensiones, la CMF y los partidos políticos, entre otras entidades donde se podrían incubar cambios al sistema previsional. También revisamos la nómina oficial de quienes se ofrecen a las AFP para que estas los pongan en los directorios de las empresas donde invierten los fondos de los cotizantes.

En esta revisión aparecieron al menos 77 personas que han ocupado cargos públicos y/o políticos. De ellas, 35 han sido miembros de directorios, altos ejecutivos o asesores pagados por las AFP (vea aquí esa nómina). Y 44 se han anotado para que las AFP las escojan como sus representantes en las empresas donde las administradoras tienen derecho a ocupar cupos de directorio (vea acá esa lista). Dos personas (María Eugenia Wagner y Osvaldo Puccio) figuran en los dos listados. Del total, 41 son personas ligadas a la derecha y 36 a la ex Concertación.

Mientras en la nómina de directores, ejecutivos y asesores de AFP hay 22 personas cercanas a la derecha y 13 a la centroizquierda, los números se invierten en la lista de aspirantes a ser elegidos por las administradoras para integrar directorios: 19 de derecha y 25 de la ex Concertación.

Hace una semana, el 15 de julio, mientras el mundo político y económico hervía por la discusión del retiro del 10%, el asesor previsional del Ministerio del Trabajo, Alejandro Charme, renunció a su cargo para asumir como gerente de la Asociación de AFP. El movimiento fue tan brusco e inoportuno (al punto que aún está en suspenso que ocupe el puesto en la gremial), que volvió a despertar el debate sobre una eventual regulación de las relaciones entre el poder político y la industria de las administradoras de pensiones. Charme se transformó en el símbolo de la relación sin reglas entre dirigentes políticos y funcionarios públicos con las AFP.

Antes de anunciar su migración a la Asociación de AFP Charme alegó ante el Tribunal Constitucional en representación del Presidente Sebastián Piñera en dos causas en la que cotizantes solicitaban a Cuprum y Habitat el reintegro de sus fondos. En su intervención, defendió a las AFP.

Tal como ocurre ahora con Charme, hay otros 35 nombres  -entre ejecutivos, directores y asesores de AFP- de ex altos funcionarios públicos, dirigentes políticos y asesores de servicios públicos que pasaron a la empresa privada llevando un maletín de buenos contactos con las autoridades.

Por ejemplo, en los registros de personas que desean ser elegidas por las AFP para integrar directorios de empresas en las que se invierten fondos previsionales, se cuenta al ex comandante en jefe del Ejército, general (r) Humberto Oviedo (actualmente procesado por corrupción) y a la ex subsecretaria de Economía y esposa del senador Felipe Harboe (PPD), Katia Trusich: En esos registros también han figurado el ex senador, ex ministro y fallido candidato presidencial Pablo Longueira (UDI); el ex ministro Osvaldo Puccio (PS); el economista José de Gregorio (DC); el ex diputado y ex presidente de la UDI, Ernesto Silva, y uno de los encargados de finanzas de las campañas presidenciales de Michelle Bachelet, Cristián Quinzio.

FICHAJE POLÍTICO EN EL NEGOCIO DE LA PREVISIÓN

En el directorio de Provida han tomado asiento desde ex ministros de la dictadura (Miguel Angel Poduje  y Fernando Leniz) y un subsecretario de ese mismo periodo (Álvaro Donoso), hasta militantes socialistas (José Antonio Viera Gallo, Osvaldo Puccio y Máximo Pacheco). Por ahí pasó también la ex ministra y senadora Ximena Rincón (DC). El ex ministro del primer gobierno de Sebastián Piñera, Rodrigo Pérez Mackenna, también tuvo un paso por Provida, pero en la plana ejecutiva: fue su gerente de inversiones a inicios de los años 90.  El mismo Rodrigo Pérez fue presidente de la Asociación de AFP entre 2014 y 2016, cargo que ocupó apenas terminó su labor como ministro. Su hermano, Francisco Pérez Mackenna, también presidió la Asociación de AFP en los ’90.

Los registros oficiales indican que la ex subsecretaria de Hacienda del primer gobierno de Michelle Bachelet, María Wagner Brizzi, ha integrado el directorio de Provida entre 2018 y 2019, periodo en el que percibió $175 millones brutos por esta labor. La misma tarea ha desempeñado entre 2015 y 2019 Cristina Bitar -socia de la agencia de comunicaciones Azerta y jefa de campaña de Joaquín Lavín en su fallida incursión presidencial de 2005-, quien ha recibido $593 millones. En el mismo periodo, el ex ministro de Economía y vicepresidente de BancoEstado, Jorge Antonio Marshall (PPD), percibió $591 millones.

La AFP Habitat tuvo en sus registros de ejecutivos al ex subsecretario de Educación del primer gobierno de Piñera, Fernando Rojas Ochagavía (UDI). Apenas terminó ese mandato en 2014, Rojas ocupó la gerencia comercial de Habitat, cargo en el que se mantuvo hasta abril de 2016.

El actual presidente de Habitat, Cristián Rodríguez Allendes ha sido asesorado por la ex ministra de Cultura, Alejandra Pérez Lecaros (ex Canal 13). Ella también le ha gestionado reuniones con el presidente del Banco Central y con el ministro de Economía.

Perteneciente al grupo colombiano SURA (que ha hecho donaciones a CIPER, puede ver aquí su aporte en 2017 y aquí el de 2018), la AFP Capital tuvo en su directorio al actual ministro de Energía y  ex ministro del Trabajo, Juan Carlos Jobet. También contó, para la misma labor, con el ex ministro del Trabajo de la dictadura, ex presidente del gremio de las AFP (1999-2014) y uno de los fundadores de la UDI, Guillermo Arthur Errázuriz. Y entre sus directores suplentes tuvo un paso fugaz, de apenas dos meses en 2016, el actual ministro de Hacienda, Ignacio Briones.

En el directorio de AFP Cuprum aparece Isidoro Palma, quien además es director de Codelco designado por el Presidente Piñera. Palma cobró una dieta de $50 millones por rol de director de Cuprum, igual que el ex presidente de Metro y ex superintendente de Bancos e Instituciones Financieras en el primer gobierno de Piñera, Raphael Bergoeing. En 2015, Susana Tonda, ex directora del Sename y ejecutiva de confianza del presidente Sebastián Piñera desde que trabajó con él en Bancard, recibió una cifra similar.

En el periodo anterior estuvo en el directorio de Cuprum Hugo Lavados, ex ministro de Economía del primer gobierno de Bachelet y ex superintendente de Valores y Seguros (entidad antecesora de la CMF). También figuró el ex senador Carlos Bombal (UDI) y Luis Ernesto Silva Bafalluy (uno de los fundadores de la UDI y tesorero de la campaña de Lavín en 1999), quien falleció en 2011). A ellos se suma el ex subsecretario de Telecomunicaciones y ex subsecretario de la Segpres del gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, además de recaudador de fondos para las campañas de la Concertación, Jorge Rosenblut (PPD).

Julio Bustamante Jeraldo se convirtió en superintendente de AFP apenas se recuperó la democracia y ocupó ese cargo durante 10 años, durante los gobiernos de Patricio Aylwin, Eduardo Frei y Ricardo Lagos. Cuando dejó ese puesto, saltó de inmediato al otro lado del mostrador y pasó a la AFP Magister, que fue creada por el Colegio de Profesores y luego vendida al Grupo Inverlink. Magister es la prehistoria de PlanVital y Bustamante la presidió entre 2002 y 2003, cuando renunció apenas estalló el fraude de Inverlink con el Banco Central y Corfo. En ese mismo directorio estaba acompañado por otro rostro de la Concertación: Álvaro García Hurtado (PPD), ex ministro secretario general de la Presidencia y ex ministro de Economía.

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top