Nacional

¿La Noche de los cristales rotos mapuche?

02 agosto 2020    16:04

Estamos siendo testigos de una orquestación perfecta, casi, si no fuera por la ciudadanía y la voz de las organizaciones mapuche. Al estilo Goebbels, Víctor Pérez incendia La Araucanía después de su “visita”. No son incendios y actos delictuales, son 160 años de usurpación de territorio Mapuche.

El asesinato en 1938 de Ernst vom Rath fue la excusa de Goebbels para iniciar la Noche de los cristales rotos (kristallnacht) y el principio del holocausto, con la consecuente masacre de millones de judíos. En Chile, hace poco, el flamante nuevo ministro del Interior, Víctor Pérez, ex alcalde designado de Pinochet y amigo de Colonia de Dignidad, dijo a CNN que en La Araucanía o Wallmapu hay «grupos con capacidad militar, grupos con financiamiento, con capacidad operativa y logística que están muy decididos a que no exista paz y tranquilidad». Incluso deslizó que la violencia iba aumentar en el futuro. ¿Estamos frente a una nueva Operación Huracán y la justificación perfecta para militarizar la zona? ¿Pérez es nuestro propio Goebbels?

Al respecto, el presidente del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, en conversación con Radio  U. de Chile,  aseveró: “Lo que ha señalado el ministro del Interior no constituye ninguna novedad. Todos los ministros post dictadura militar han señalado exactamente lo mismo y ninguno ha cumplido. Los ministros del Interior se han caracterizado por traer más violencia y más militarización al territorio mapuche. Espero que con el nuevo ministro eso no suceda; sin embargo, sus declaraciones dan cuenta que desconoce absolutamente la historia del pueblo mapuche y su relación con el Estado chileno”.

¿Casualidad? Anoche “vecinos” organizados junto con policías procedieron a  desalojar violentamente a los comuneros que hace días ocupaban las dependencias municipales de Curacautín para ser escuchados en sus demandas. Lo mismo sucedió en Victoria, además de los incendios en Ercilla y Traigén.

Como en la Alemania Nazi todo cuadra a simple vista.Terrorismo, daños, destrozos, cristales rotos, extremismo, inseguridad, robos, delincuencia, incendios van y vienen, y un gran etcétera y un tremendo chivo expiatorio para justificar. Todo en línea al relato sobre que la gente quiere paz, “mi paz”, como la de siempre, con garrote y represión. Pero nada del tema de fondo: la demanda histórica del pueblo Mapuche por recuperar sus tierras ancestrales.

Este es el contexto para entender los despliegues y movimientos de Pérez, mentir mentir que algo queda. Sin embargo, nuestro ministro del Interior y sus secuaces tienen otras fuentes para aprender y sofisticar aún más las técnicas de Goebbels.

Nuestra historia menciona “originales” prácticas de engaño y mentiras para el despojo de tierras y la justificación de la violencia y represión del Estado frente a a nuestros pueblos originarios. Ya en 1861 el gobierno liberal de José Joaquín Pérez autoriza, con apoyo del congreso, una nueva guerra de exterminio,liderada por el Comandante en Jefe del Ejército de Operaciones, Cornelio Saavedra, quien es el ejecutor e ideólogo de los crímenes y del despojo en territorio Mapuche (Historia Secreta Mapuche, Pedro Cayuqueo). Después de eso deviene la mal llamada “Pacificación de la Araucanía” y el holocausto a la chilena del pueblo Mapuche que culmina con la ocupación y reconstrucción de Villarrica en 1883.

El estado de derecho en La Araucanía o Wallmapu funciona bien para un lado. Es eficiente y justo para las forestales, los medianos y grandes terratenientes y los intereses económicos que están detrás de la”propiedad” de las ricas tierras mapuche.

En los próximos días veremos como las tácticas aprendidas de Goebbels (quizá compartidas por Pérez en un tecito con Paul Shäfer en Colonia Dignidad allá por los ochenta) son desplegadas en la prensa mercurial y crearán el ambiente, como en la Noche delos cristales rotos en la Alemania Nazi, para comenzar la solución final de la causa Mapuche y así cumplir con la promesa de campaña de Piñera.

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top