Derechos Humanos

Diputado Urrutia provoca indignación por debatir con foto del Asesino Augusto Pinochet

5 Agosto 2020  17:26

El fantasma del Dictador Augusto Pinochet se asomó por la Cámara de Diputados y caldeó los ánimos de los parlamentarios.

En sesión de sala, el diputado Ignacio Urrutia intervino desde su casa, de manera telemática, con una fotografía del asesino a sus espaldas, colgada en una pared.

La imagen irritó a los parlamentarios opositores e incluso la sesión debió suspenderse.

“Tengo una fotografía y cuando alguien me diga en qué parte del reglamento de la Cámara de Diputados dice que yo no puedo tener la fotografía que yo quiera en mi casa, no tengo ningún problema en sacarla”, se defendió el parlamentario del Partido Republicano, colectividad liderada por José Antonio Kast.

La diputada Maya Fernández (PS), sobrina del ex Presidente Salvador Allende, solicitó a Urrutia desde la mesa de la Cámara que retirara la imagen e incluso Karol Cariola (PC) pidió que al menos se le sacara de pantalla.

“Es una acción absolutamente violenta, ofensiva e incitadora al odio, por lo tanto yo pido que a ese diputado se le pase al comité de ética”, planteó Cariola.

De todos modos, Fernández explicó que la cámara no se podía apagar porque eso vulneraba el reglamento.

A su vez, Pepe Auth (ex PPD) hizo notar a Urrutia que “su casa para efecto de hoy es la Cámara, y por lo tanto no puede la Cámara publicitar la imagen de quien ordenó la muerte de el padre de uno de nuestros colegas -en alusión a Tucapel Jiménez-. Me parece el mínimo de sensibilidad. Para no hablar de la multitud de chilenos, en un insulto a esta Cámara, y no puede conectar la mesa su transmisión a todo el país. Para efectos de esta sesión, la casa del señor Urrutia es la casa de la democracia y en la casa de la democracia no puede haber un dictador”, alegó.

Pamela Jiles (PH) tildó a Urrutia de “cobarde” y también pidió una sanción ética en su contra.
El jueves, Urrutia ya había sesionado con la fotografía de Pinochet, lo que provocó la reacción del PPD Tucapel Jiménez, hijo del asesinado dirigente sindical.

“Para muchos es un acto de provocación, para mí es un acto cruel e inhumano. El diputado se vuelve a reír, esta vez sin palabras y con una imagen, del dolor de varios colegas acá en la sala y de miles de familias chilenas que aún claman por verdad y justicia”, planteó ayer Jiménez.

Incluso dio un detalle: “Hoy es un día muy especial para mí: está de natalicio mi padre y quizás el diputado Urrutia no lo sabe, pero fue ese dictador que él tanto homenajea quien dio la orden de asesinarlo».

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top