Araucanía

Doble estándar: Galli dice que la huelga de hambre genera más violencia mientras es dueño de tierras en La Araucanía

14 Agosto 2020  09:11

¿De qué violencia hablamos? El subsecretario, dueño de tierras en Curacautín, habla con desparpajo de diálogo, de violencia mapuche, y es un incumbente más. ¿Sabrá que el conflicto es por el robo de las tierras (y su restitución) que le hicieron a los bisabuelos de quienes hoy protestan?

¡Un clásico! El doble estándar, el desparpajo, la falta de empatía y el mundo paralelo que vive la derecha, sus parientes y autoridades de gobierno. ¿Cuántos son dueños de tierras y propiedades en Wallmapu? ¿Con qué cara se van a sentar a conversar si son incumbentes?¿Qué soluciones pueden dar sin afectar sus intereses?

Al unísono el duopolio, encabezado por su porta estándarte El Mercurio, manipulan a la opinión pública, y lo que es peor aún, le mienten con descarados montajes a sus lectores. “Miente miente que algo queda”, como dijimos cuando la estrategia goebbeliana del Ministro Pérez se apoderó de la agenda, desde la noche de los cristales rotos mapuche.

Pedro Cayuqueo, escritor y periodista, publicó en su Facebook la manipulación y omisión de hechos a raíz de los detenidos en Carahue con armamento robado y no inscrito, además de municiones. El periodista destaca que El Mercurio no publicó los nombres y tampoco advirtió que ninguno era mapuche. “Es un gran ejemplo -de muchos que podemos encontrar en la prensa chilena- de desinformación y manipulación de las noticias a objeto de predisponer a la opinión pública (en este caso negativamente) frente a las demandas de huelguistas y la causa mapuche”, recalca. ¿Y cómo tituló el decano del periodismo? Asusta y dice: “Policías incautan numerosas armas, ropa de camuflaje y municiones en La Araucanía” (ver nota mercurial).  ¡Joseph está orgulloso de sus pupilos chilenos! Pero no terminan acá los aprendizajes nazis para nuestra derecha.

Hoy El Mercurio da cuenta de los detenidos en Carahue con armamento (robado y no inscrito) además de municiones, la…

Publicado por Pedro Cayuqueo en Jueves, 13 de agosto de 2020

El caso del subsecretario incumbente

El subsecretario del Interior apaga el fuego con bencina, asegura con soltura que son las huelgas de hambre que sostienen los presos políticos mapuches, las que aumentan los hechos de violencia en La Araucanía. Así lo manifestó en entrevista con radio Cooperativa, «la huelga de hambre ha generado un aumento en hechos de violencia» en La Araucanía, ya que «lo que uno ve en las reivindicaciones del último tiempo es que casi todas están relacionadas con la huelga de hambre de aquellas personas privadas de libertad en Lebu, en Angol y en Temuco».

Y con la soberbia que caracteriza al Gobierno de Piñera y su corte, y sin entender absolutamente nada, Galli llamó a los presos mapuches en huelga de hambre a deponer el ayuno y a establecer un diálogo con el Gobierno que podría, según él, mejorar las condiciones de presidio de los presos Mapuche. “Hemos abierto canales de diálogo para ver cuáles son las condiciones en que se cumplen esas penas privativas de libertad, pero eso obviamente tiene un límite, y el límite es que ese diálogo no se puede llevar adelante bajo amenaza o bajo extorsión», enfatizó. Siguiendo en su ignorancia, (¿o es sólo estrategia goebbleiana?) el subsecretario desconoce, además, los tratados internacionales en materia de protección de derechos de pueblos originarios (suscritos por Chile), como el Convenio 169 OIT.

También se le olvida al subsecretario su condición de incumbente. Según la declaración de intereses y patrimonio, actualizada a marzo del 2020, Galli declara tener un terreno en la comuna de Curacautín, Región de La Araucanía con un avalúo fiscal cercano a los 14 millones de pesos.

Pero este pequeño detalle se invisibiliza la hora de pontificar. El funcionario público, y otros incumbentes del gobierno y de la política, hablan a coro de extorsión y amenaza a raíz de las huelgas de hambre. Pero los mapuche que hacen esta acción son bisnietos de quienes les robaron, engañaron y quitaron sus tierras a la fuerza. Entonces, ¿quién extorsiona o amenaza?

 

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top