Política

Avanza proyecto que tipifica como delito la incitación al odio y el negacionismo

20 Agosto 2020  07:10

La Comisión de Derechos Humanos y Pueblos Originarios de la Cámara de Diputadas y Diputados -que preside la diputada Emilia Nuyado (PS)-, aprobó las indicaciones pendientes y despachó a la sala el proyecto de ley que tipifica como delitos la incitación a la violencia y al odio, así como también sanciona el negacionismo, es decir, a quienes nieguen casos de violaciones a los derechos humanos establecidos en informes oficiales como las comisiones Rettig y Valech.

El objetivo del proyecto, originado en un mensaje del Ejecutivo, es sancionar penalmente aquellos discursos que, conforme a la terminología del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención Americana, generen una apología del odio que constituya una incitación de tal magnitud, capaz de desencadenar en actos de violencia o cualquier otra acción ilegal similar, que afecte a un grupo de personas o a un miembro de ese grupo, sobre la base de lo dispuesto tanto en los pactos internacionales de derechos humanos, como en nuestro ordenamiento jurídico interno.

El proyecto modifica el Código Penal y sanciona a quien públicamente, a través de cualquier medio, incite directamente a la violencia física, al odio contra un grupo o sus integrantes, basándose en su etnia, nacionalidad, situación socioeconómica, idioma, ideología, opinión o afiliación política o deportiva, religión o creencia, visión filosófica, sindicación o participación en organizaciones gremiales o la falta de ellas, trabajo que realiza, sexo, orientación sexual, identidad y expresión de género, filiación, enfermedad o discapacidad.

El texto sanciona la incitación a la violencia física con una pena de presidio menor en su grado mínimo (de 61 a 540 días), que puede ser agravada hasta en un grado, llegando a una pena de tres años, si la conducta es cometida por un funcionario público.

En el caso de la incitación al odio, se aprobó una indicación que señala que a este delito le será aplicable la pena de prisión en su grado medio a máximo, es decir de 21 a 60 días, para hacerla compatible con la legislación comparada.

El texto, que quedó ahora en condiciones de ser visto por la sala de la corporación, será informado por el diputado Tucapel Jiménez (PPD), cuyo padre, dirigente sindical, fuera asesinado durante la dictadura militar de Augusto Pinochet.

“Nuestro país requiere de esta ley con más urgencia que nunca, ya que con tristeza hemos visto cómo hay sectores que con más fuerza no respetan la democracia, ni a nuestros pueblos originarios, por ejemplo, al realizar cánticos racistas”, afirmó el diputado Jiménez.

El parlamentario agregó que “también buscamos proteger el dolor de los familiares de las víctimas de violaciones a los derechos humanos, eso es lo que han hecho las sociedades modernas y nosotros debemos seguir por esa senda”.

Gobierno de Piñera miente: Adultera cifra de fallecidos en su Informe Epidemiológico

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top