Justicia

Rechazan que carabinero imputado por dejar ciega a Campillai cumpla prisión en Santiago 1

29 Agosto 2020  08:55

Por considerarlo «un peligro para la sociedad», el juez Claudio Ortega, del Juzgado de Garantía de San Bernardo, ordenó la prisión preventiva en contra del ex capitán de Carabineros Patricio Maturana, sindicado por la Fiscalía de Alta Complejidad Occidente como el autor del disparo de la lacrimógena que dejó ciega a Fabiola Campillai, en un hecho ocurrido el 26 de noviembre pasado.

La prisión preventiva se resolvió -pasadas las 22:50 horas- en la audiencia de formalización de Maturana, por el delito de apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves gravísimas contra la mujer de 37 años.

El magistrado ordenó el cumplimiento de la cautelar en la Subcomisaría Pudahuel Norte de Carabineros, en virtud del código de justicia militar, lo que fue objetado por la fiscalía, ya que «el imputado ya no tiene la calidad de funcionario público, es un civil», debido a que fue desvinculado de la policía uniformada. Por esa razón, el persecutor solicitó que Maturana cumpla su prisión preventiva en la cárcel Santiago 1. Sin embargo, pasadas las 23:00 horas, el juez ratificó que Maturana cumplirá la privación de libertad en un recinto policial, ya sea Pudahuel Norte o en el Cuartel Sucre, a petición de la defensa.

LA VERSIÓN DE LA FISCALÍA

La fiscal de Alta Complejidad Occidente, Paola Zárate, expuso los cargos contra el ex carabinero, quien fue dado de baja hace solo dos semanas tras un sumario interno de la institución que determinó irregularidades en su actuar durante el estallido social.

Según expuso la fiscalía, Maturana llegó a las 19:30 junto a otros carabineros de la 14° Comisaría a la estación de Metrotren de Nos 5 Pinos, ante manifestaciones y barricadas en las vías férreas.

En ese contexto, «y contraviniendo las disposiciones del manual para el control del orden público», el capitán a cargo del procedimiento utilizó su carabina lanzagases hacia el grupo de manifestantes. Le siguió un teniente que portaba el mismo armamento.

Campillai, expuso Zárate, se encontraba junto a su hermana en la esquina del pasaje Angel Guido con Fermín Vivaceta cuando el capitán dio la orden del tercer disparo y el imputado, «advirtiendo la presencia de personas ubicadas en dicha intersección, sin que por ello se estuviera afectando la libre circulación de transeúntes y vehículos ni se pusiera en peligro la vida o seguridad de las personas que circulaban en el sector, ni tampoco la de los funcionarios policiales, abusando de su cargo y con el propósito de proferir dolor efectúa un disparo».

El arma, sostuvo la fiscal, fue percutada «de frente, en forma recta, dirigiéndola directamente a las personas ubicadas en el lugar, en un ángulo inferior a 10 grados, sin realizar parábola alguna, impactando un proyectil de frente en el rostro de la víctima que se encontraba a aproximadamente 51 metros de distancia, quien cae al suelo, perdiendo el conocimiento».

Debido a la agresión, Campillai perdió la visión, presentando además fracturas huesos de cara y cráneo que generaron la «pérdida del sentido del olfato, así como diversas secuelas físicas, estéticas notorias (…) De no haber mediado socorros eficaces y oportunos, las lesiones pudieron ocasionarle la muerte», explicó la fiscal.

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top