Policiales

Formalizaron a mayor de Carabineros por caso de trauma ocular en Alto Hospicio

8 Octubre 2020  07:20

El Juzgado de Garantía de Alto Hospicio dejó con arraigo nacional y prohibición de acercarse a la víctima al mayor de Carabineros L.A.W.M.R., imputado por el Ministerio Público como autor del delito de lesiones graves a un joven de 24 años, cometido en octubre del año pasado en el marco del denominado estallido social.

En la audiencia de formalización, la magistrada Marcela Maureira Cáceres decretó las cautelares por considerarlas apropiadas a los fines del procedimiento. Además, fijó en 80 días el plazo de investigación.

Según expuso la fiscalía, alrededor de las 19 horas del 20 de octubre de 2019, la víctima concurrió a la Plaza Belén de la comuna de Alto Hospicio con la finalidad de participar en las protestas que se estaban realizando en el marco del denominado estallido social.

En dicho contexto, aproximadamente a las 23 horas, el joven afectado decidió retirarse del lugar, dirigiéndose a su domicilio. En dicho trayecto, al llegar a la Avenida Los Cóndores, se encontró con un grupo de manifestantes a los cuales se unió, continuando la protesta.

Paralelo a ello, el mayor imputado llegó hasta el lugar junto a dos uniformados, quedándose en un pasaje, desde donde procedió a disparar la escopeta antimotines que portaba hacia Avenida Los Cóndores, provocando la dispersión de los manifestantes.

Luego, percutó nuevamente el arma en la misma dirección, alcanzando uno de los perdigones a la víctima, quien resultó herida en su ojo derecho con lesiones de carácter grave, con incapacidad superior a 30 días, sin poder determinar secuelas hasta el momento.

LA PDI LO LLEVÓ AL HOSPITAL

La fiscal jefe de Alto Hospicio, Virginia Aravena, indicó que el afectado fue llevado por personal de la PDI al Hospital Regional de Iquique y luego derivado a Santiago donde fue operado, resultando con lesiones graves en uno de sus ojos, sin que hasta la fecha se pueda determinar con certeza las secuelas definitivas que pueda tener en su visión.

La fiscal Aravena dio cuenta de las múltiples diligencias realizadas junto a la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones, como la toma de declaración de varios testigos que grabaron con sus celulares los hechos, un informe balístico que determinó que el perdigón extraído desde el ojo de la víctima correspondía a las municiones que utiliza Carabineros, y el informe del Servicio Médico Legal sobre las lesiones sufridas por el afectado.

También presentó una pericia realizada por el Laboratorio de Criminalística de la PDI que hizo una sincronización de los videos aportados por testigos, donde se ve el momento en que el mayor realiza los disparos en contra de la víctima.

La fiscal recalcó que “el imputado hizo uso de la escopeta sin que hubiera un peligro inminente en contra de su vida o de terceros, pasando a llevar los protocolos policiales que establecen que el uso de esta arma es la última medida, y además a una distancia menor a la recomendada”.

En la audiencia también participaron la víctima de los hechos y los abogados querellantes del Instituto de Derechos Humanos (INDH) y del diputado Hugo Gutiérrez.

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top