Covid-19

Alcalde de Antofagasta, Wilson Díaz centrará sus acciones en la crisis sanitaria y económica de la comuna

Aumento de presupuesto, inyección de recursos públicos y cooperación serán los ejes centrales en el 2021

El desafío que tiene Wilson Díaz en el municipio de Antofagasta es complejo, muchas tareas por realizar y un plazo de tiempo acotado, menos de 5 meses para cumplir con los objetivos propuestos, situación que, lejos de desanimarlo, lo alienta a esforzarse cada día más en pos de mejorar la vida de los antofagastinos y antofagastinas.

A un mes y medio de que Wilson Díaz asumiera como alcalde de la comuna de Antofagasta, se han realizado diversas actividades cuyos focos principales están puestos en seguridad ciudadana y la crisis sanitaria del Coronavirus, que hoy afecta a miles de familias de la comuna.

Uno de los hitos relevantes de este periodo, fue el traslado de los vendedores ambulantes del centro a otros puntos de la ciudad, descongestionando el casco histórico. Cabe destacar que esta era una de las demandas de los vecinos y vecinas en los últimos años, demanda que fue ignorada por las autoridades anteriores. La medida no solo evita el aumento de contagios, sino que descomprime una zona, proporcionando mayor seguridad y tranquilidad a los y las habitantes de la comuna.

De igual modo y en materia de seguridad, los primeros días de enero comenzó la instalación de 30 cámaras de televigilancia, lo que se enmarca en el proyecto, “Subsistema de teleprotección a nivel nacional” que la Subsecretaría de Prevención del Delito aplicará en siete zonas del país, cuyo componente municipal estará en la vigilancia de los puntos y la comunicación directa con Carabineros, de modo que, se podrá acudir rápidamente al llamado de los ciudadanos.

En seguridad vial en tanto, tras la aprobación de 250 millones de pesos por parte del Honorable Concejo Municipal, se instalaron dos nuevos cruces semaforizados, en las intersecciones de las calles Avenida Argentina con Playa Blanca y en Paraguay con Sarmiento, además, se utilizaron 60 millones de pesos para incorporar nuevos reductores de velocidad de asfalto para las calles de la comuna y 11 millones de pesos para la mantención de nuevos semáforos.

Durante el año 2020, se instalaron de manera preventiva 86 nuevos reductores de velocidad o lomos de toro, en avenidas y cruces que reúnen condiciones similares a las de Paraguay con Sarmiento, con un costo de 115 millones de pesos, también realizado con fondos municipales.

Crisis sanitaria

La crisis sanitaria y económica producida por el Covid19, afectó a miles de Antofagastinos, haciendo que las autoridades triplicaran esfuerzos para dar solución a quienes más lo necesitan. 

A nivel comunal, el Plan Covid entregó 50 mil canastas de alimentos, 6 mil kits de sanitización, 10 mil voucher de recargas de gas, fondos de apoyo a comerciantes de ferias libres, mujeres emprendedoras, artistas locales, artesanos, ollas comunes, entre otros, que suman más de 500 millones de pesos en ayuda directa.

 “Ante el incremento de contagios y el retroceso de Antofagasta a fase 1, debemos poner aún más energía en llegar a cada uno de los sectores que se ven afectados de alguna forma por esta pandemia, es por eso que, aunque la ciudad deba estar en confinamiento, la municipalidad de Antofagasta trabajará con más fuerza para resguardar a todos nuestros ciudadanos y ciudadanas”. Explicó el alcalde Díaz.

Desafíos y oportunidades

Los primeros días del 2021, la comuna de Antofagasta experimentó un aumento en el número de casos activos Covid, los que al 18 de enero alcanzaban 285, haciendo un total desde el inicio de la crisis de 16.394 personas contagiadas, según las estadísticas oficiales del Minsal.

Asimismo y de acuerdo a lo consignado por El Mercurio de Antofagasta, la ocupación de camas en el Hospital Regional de Antofagasta está en un 100% de ocupación, lo que se traduce en 79 camas UCI ocupadas.

La situación es preocupante, por lo que el eje central de la gestión del alcalde durante los primeros meses del 2021 estará enfocado en la crisis sanitaria y económica.

Debido a lo anterior, se realizó un ajuste en el presupuesto municipal destinado a mejorar, sin duda, los indicadores económicos del comercio y la minería, permitiendo aumentar la ayuda social con la compra de más de 30 mil cajas de alimentos, financiamiento a las ollas comunes, apoyo a 500 organizaciones sociales con una inyección de recursos de $2 millones para desarrollar sus actividades a través de los Fondos de Desarrollo Vecinal. 

Asimismo, se considera una importante inversión pública para diseñar sedes vecinales, espacios deportivos, áreas verdes y reparaciones de calles, escaleras y muros por más de $30 mil millones con el apoyo del Gobierno Regional. El aporte en esta área requerirá de mano de obra, con lo que se busca reactivar la economía local.

En materia de prevención de contagios por coronavirus, se destinarán $300 millones para la compra de vacunas que serán entregadas a dirigentes vecinales, participantes de ollas comunes y acciones de beneficencia, así como a todos los funcionarios y funcionarias municipales. De igual modo, se realizarán campañas de fiscalización y sensibilización a fin de detener el avance de la pandemia en la comuna.

 “Enfocaremos nuestros esfuerzos en mejorar la atención de los servicios municipales hacia los vecinos y optimizar al máximo los recursos, vamos a impartir un sello de austeridad en los funcionarios, partiendo por aquellos que tienen mayores sueldos a fin de poder entregar el máximo apoyo a quienes hoy exigen ayuda del municipio en un marco de dignidad para nuestros vecinos”, enfatizó el alcalde Díaz.

Adicional a lo anterior, Díaz desarrolló un plan con ocho medidas urgentes de corto plazo para detener el aumento de contagios y entregar medidas de prevención. Además, realizó una amplia invitación a las autoridades regionales para trabajar en conjunto y coordinados.

La estrategia propone la inyección de recursos financieros por parte del gobierno regional y del ministerio de salud para la contratación de funcionarios destinados a la trazabilidad y a la atención domiciliaria de contagiados. 

Además, se garantiza el acceso de los elementos de protección personal a la primera línea de salud, pone a disposición infraestructura pública que no está siendo utilizada para descomprimir Cesfam y hospitales. Fortalecerá la atención domiciliaria de enfermos crónicos y postrados. 

Por otro lado, propone aumentar la fiscalización y el control de las medidas de restricción de desplazamiento en espacios públicos y de las medidas sanitarias aplicadas en la minera, cuyos trabajadores provienen de distintas zonas del país. Se focalizará, además, en el sentido de urgencia para las definiciones de recursos públicos que vengan del gobierno regional y central.

Finalmente se garantizará la ayuda social para quienes se encuentren en aislamiento domiciliario y se fortalecerá la prevención a través de campañas de autocuidado.

El cumplimiento de este plan busca que la comuna de Antofagasta logre controlar el aumento progresivo de casos, evitar muertes y reactivar la economía.

El tiempo es escaso y la agenda copada, sin embargo, el alcalde Wilson Díaz se ha propuesto cumplir lo establecido, dando soluciones prontas y adecuadas al momento que se vive.

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top