Constituyente

Convencional rapanui acusó maltrato policial tras explicar polémica detención

La convencional constituyente del pueblo rapanui, Tiare Maeve Aguilera, emitió sus descargos tras la polémica por su detención, producida en la madrugada de hoy, por un presunto hecho de violencia intrafamiliar, en una vivienda de la comuna de Ñuñoa.

En una declaración, Aguilera negó absolutamente la imputación del hecho violento, señalando que sólo sostuvo una discusión verbal con su pareja en el departamento en el que ambos residen, sin que hubiese golpes o agresiones físicas.

“Al salir a buscarlo para pedirle que conversáramos, se me cerró la puerta de entrada del edificio, con el celular sin carga y sin llaves. Nunca salí a la calle, me mantuve todo el tiempo en el espacio del edificio, que no tiene nochero”, narró la convencional, agregando que “en la desesperación de tratar de entrar porque mi hijo de 4 años estaba solo durmiendo en su pieza, forcejee la puerta de entrada, lo que hizo que la mampara de vidrio se trizara”.

Según comentó la constituyente rapanui, al momento de ir a su auto para ver si había alguna llave o un cargador, se presentaron en el lugar carabineros, quienes sin escuchar su versión de los hechos, la detuvieron sin poder verificar el estado de su hijo en el departamento de la pareja. Asimismo, acusó a la policía de haberla violentado físicamente.

“Me señalan que me van a detener por los daños a la mampara y por haber dejado solo a mi hijo. Me detienen muy violentamente, nunca me dijeron quién se iba a hacer cargo de mi hijo, y se burlaron de toda la situación. Luego de un forcejeo al no dejarme subir, me esposaron con mucha fuerza y un carabinero puso sus manos en mi cuello ahorcándome hasta hacerme subir al vehículo”, señaló.

Ya en la comisaría, Aguilera aseguró que “siguieron las burlas y los malos tratos”, y aunque les consultó a los efectivos policiales el motivo de la detención, no se lo señalaron. “Sólo después de más de una hora, me permitieron hacer una llamada telefónica. Afortunadamente, después supe que nuestro hijo se quedó al cuidado de mi hermano que vive muy cerca de nuestro departamento”, agregó.

Asimismo, la representante de escaños reservados comentó que sólo logró salir del cuartel policial a eso de las 07:00 horas, “tras un reclamo interpuesto en la comisaría por malos tratos por parte del personal de Carabineros y tras recibir escuetas disculpas de altos mandos de la prefectura correspondiente”.

“Es importante señalar que la constatación de lesiones realizada en el centro de urgencia de Ñuñoa, indica únicamente lesiones en la piel del cuello producto del ahorcamiento por parte del carabinero que me detuvo (…) Llevamos años trabajando en la erradicación de la violencia intrafamiliar y nos duele profundamente la distorsión de los hechos ocurridos”, cerró la convencional.

Comentarios
To Top